Se encuentra usted aquí

Pablo Picasso

Miércoles 20 de Enero, 2016
El genio del siglo XX. La mirada que asimiló el arte de los viejos maestros y lo transformó en una expresión nueva, en la que el parecido con la realidad no importaba nada, porque era la realidad la que tenía que parecerse al arte. El arte como dinamo de la realidad. El arte como generador de vida. Por: Alberto de Frutos

Pablo Ruiz Picasso nació en Málaga en 1881 y falleció en Mougins, Francia, en 1973, el mismo año en que se fueron los otros dos Pablos, Neruda y Casals.

Picasso era también poeta, como el primero. Y músico como el segundo. Sus trazos eran versos, sonaban sus colores. En El misterio Picasso, Henri Georges Clouzot grabó al maestro ante la “página en blanco” de un lienzo, y uno se pregunta cuántos cuadros pintó realmente Picasso, si detrás de cada tela había tantas capas, tantos sueños.

Tras su período azul y su etapa rosa, fue uno de los padres del cubismo, movimiento germinal de las vanguardias que resquebrajaron el arte del siglo XX. Tenía trece años cuando visitó el Museo –así llamaba Pío Baroja al Prado, sin apellidos– y se quedó deslumbrado con Las Meninas, que en 1957 reinterpretaría en una de sus series más famosas, en la que el dogo velazqueño adoptaba los rasgos de su mascota Lump, un basset.

Su vida fue tan larga, tan intensa, que casi toda la centuria le cupo en los ojos. Testigo de la muerte a escala industrial, presentó en el Pabellón Español de la Exposición Internacional de 1937 el Guernica, una de sus obras maestras, sobre el bombardeo de esta villa vizcaína por la Legión Cóndor alemana. Hay museos Picasso en Barcelona, Málaga, París, Antibes, Horta de San Juan… y, desde luego, obras suyas en las principales pinacotecas del mundo, del MoMA al Reina Sofía.

Fue dibujante, escultor, grabador, ilustrador, diseñador de escenografías teatrales, incluso director del Museo del Prado entre 1936 y 1939… Fue malagueño, barcelonés, parisino. Amante de muchas mujeres y esposo de dos, Olga Khokhlova y Jacqueline Roque, a la que pintó cuatrocientas veces.

Y, last but not least, fue un hombre comprometido con su tiempo, creador de la paloma de la paz que sirvió como cartel del Consejo Mundial de la Paz de 1949. 

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario