Se encuentra usted aquí

El Sidrón, un yacimiento clave para el estudio de los neandertales

Viernes 22 de Marzo, 2019
El CSIC ha firmado un acuerdo para avalar la continuidad de la investigación científica de los fósiles de El Sidrón, un yacimiento asturiano que resulta clave para el estudio de los neandertales en la Península Ibérica.
Josep Guijarro

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Oviedo, la Consejería de Educación y Cultura del Principado de Asturias y el Ayuntamiento de Piloña han firmado un Protocolo General de Actuación en torno a la Cueva del Sidrón cuyo objetivo es proteger y conservar la cueva y su entorno; continuar las investigaciones científicas en el yacimiento; facilitar los permisos de estudio de los restos de la Galería del Osario y su investigación y conservación en el Museo Nacional de Ciencias Naturales y la Universidad de Oviedo así como promover actividades docentes, eventos científicos y acciones de cultura científica.

Fue en 1994 cuando, cuatro espeleólogos gijonenses, encontraron en una de sus incursiones en la Cueva de El Sidrón, en Asturias, dos mandíbulas humanas. Como la cueva fue refugio durante la Guerra Civil Española, estos se las llevaron a la Guardia Civil. Al principio se llevó a cabo un estudio judicial y administrativo que acabó en el 2000 y fue en ese momento cuando los científicos tomaron el relevo y comenzó la historia más impresionante llevada a cabo.

Una de las mandíbulas neandertales halladas en el Sidrón. Cortesía CSIC

Se descubrió que esas mandíbulas no pertenecían a ningún ser humano de la actualidad sino que eran restos de neandertales. Fue el descubrimiento más importantes de la Península Ibérica, al tratarse de un posible enterramiento colectivo de época Musteriense con una antigüedad de entre 50.000 a 45.000 años. En la cueva se hallaron restos de trece individuos, tres hombres, cuatro mujeres y seis menores.

El proyecto Paleobiología y Evolución de los Neandertales de El Sidrón estudia la gran colección de fósiles de la especie Homo neanderthalensis recuperada en el Sidrón

A diferencia de otros países vecinos, donde el registro de fósiles humanos del Paleolítico Medio era rico y diverso, la Península Ibérica carecía de una muestra representativa. El Sidrón aporta la mejor colección de fósiles neandertales en este entorno y una de las mejores del mundo.

El proyecto Paleobiología y Evolución de los Neandertales de El Sidrón estudia la gran colección de fósiles de la especie Homo neanderthalensis recuperada en el mencionado yacimiento, idónea para el avance en la comprensión del complejo universo de estos humanos tan próximos a nosotros.  Bajo la dirección del Profesor de Investigación del CSIC Antonio Rosas, el Grupo de Paleoantropología del Museo Nacional de Ciencias Naturales desarrolla desde hace años varias líneas de investigación sobre múltiples aspectos de la vida de los neandertales.

Gracias a esos trabajos y estudios, los resultados obtenidos han sido publicados en revistas de alto impacto y han arrojado nueva luz sobre su dieta, típica de ambientes de bosque, su fisiología y crecimiento, por lo general similares pero no idénticas al de los humanos modernos, sus patologías, paleoneurología, demografía, etc. Una de las aportaciones más notables de este proyecto ha sido también su papel en la reciente revolución paleogenética, participando en el proyecto internacional Genoma Neandertal.

La firma del protocolo, realizada el lunes 18 de marzo, durante un acto en el Edificio Obra Pía, de la localidad de Infiesto, avala la continuidad de la investigación científica y protege su entorno.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario