Se encuentra usted aquí

5 secretos de alcoba de los reyes españoles que desconocías

Lunes, 23 Mayo, 2016 - 09:40
Homosexualidad, sadismo, afrodisíacos mortales, noches de bodas terroríficas, adictos al sexo, violaciones…Te presentamos la crónica oculta de la corona española.
3

Felipe IV, adicto al sexo

UN HÉRCULES PARA EL PLACER y un impotente para el gobierno”. Con estas palabras definió el historiador alemán Pfandle, a Felipe IV. Y es que el monarca se ganó la fama a pulso.
Fue el rey que más hijos legítimos tuvo (concretamente, trece) en toda la historia de España, sin contar con los ilegítimos.
Paradójicamente, sólo dejó un heredero (el enfermizo Carlos II). Tenía fama de promiscuo y de ser un auténtico obseso sexual. Por su cama pasaron nobles, plebeyas, ricas, pobres, prostitutas, actrices y hasta monjas.
El Rey Planeta -como se le conocía- gobernó España desde temprana edad, a los 16 años. Pronto mostró una desmedida afición por las mujeres de toda clase social, y asistía también a las representaciones que se celebraban en los teatros populares de Madrid, en el Corral de la Cruz y en el Corral del Príncipe, a donde iba de incógnito en busca de placeres mundanos y aventuras amorosas. En una de aquellas visitas secretas al teatro, el monarca se quedó prendado de la belleza de María Inés Calderón, conocida popularmente como “la Calderona”, quien le daría un hijo, el bastardo don Juan José de Austria, personaje que tendrá un importante papel en la política española años más tarde.
Mientras él disfrutaba de sus devaneos,  el gobierno del país estaba en manos de validos, el más importante de los cuales sería don Gaspar de Guzmán y Pimentel, el Conde-Duque de Olivares.