Se encuentra usted aquí

Vuelve la búsqueda del mítico buque San Telmo

Martes 18 de Junio, 2019
Un equipo multidisciplinar de expertos zarpará hacia el Polo Sur para buscar por tercera vez al mítico buque “San Telmo”. A la tercera... va la vencida.

Es 1819 y hay tres barcos españoles que navegan de Cádiz a Perú. Llevan tropas y suministros para hacer frente a las sublevaciones que comenzaban a extenderse por los dominios americanos de la corona.  A la cabeza estba el navío de línea San Telmo.

El 2 de septiembre se encuentran en aguas del Cabo de Hornos, uno de los peores y más tormentosos lugares del planeta. Entre olas salvajes y un frío antártico, las fragatas acompañantes dejan escrito lo siguiente: “Hemos dejado de ver al San Telmo en latitud 62º sur y longitud 70º oeste con averías graves en el timón, tajamar y verga mayor...”

Estas fragatas, las dos que vieron desaparecer al otro barco, lograron llegar a su destino, Callao (Perú), pero desde aquel último día en el que se avistó el San Telmo nunca más se supo de él ni de sus 644 tripulantes.

El tan ansiado barco fue botado en 1788 y se consideró una de las máquinas de guerra más poderosas y eficientes del mundo, pero 31 años después de su botadura se convirtió en un trozo de madera podrida que flotaba en el mar a duras penas, por lo tanto no era de extrañar que aquel buque insigne, pudiera caer en cualquier momento.

Desde su desaparición en 1819 se ha intentado localizar al buque en tres ocasiones

Pero lo más curioso del caso, es que desde su desaparición, han sido muchos los que han intentado encontrar su ubicación o por lo menos, saber dónde pueden estar sus restos y sobre todo, los 644 tripulantes que en él navegaban siendo tres veces, de momento, los intentos.

Fue en los noventa del siglo pasado que una de esas expediciones se llevó a cabo, encabezadas por Manuel Martín Bueno, catedrático de Arqueología de la Universidad de Zaragoza. En ellas se presume haber localizado el lugar donde fallecieron los tripulantes, pues se encontraron restos de maderas, sandalias y tachuelas de cobre. Aunque por otro lado no hay nada que realmente pueda ser concluyente y dar la razón a aquel “descubrimiento”.

Es ahora, y de la mano de Chema Amo, director de la Fundación Polar Española, que se va a regresar a investigar la zona en la que se tienen testimonios de marinos ingleses. “Nuestra iniciativa –dice- parte de la hipótesis de que los testimonios de los marinos ingleses de la arribada del San Telmo a la zona de cabo Shirreff (islas Shetland del Sur) son fiables y que, por lo tanto, cabe localizar los restos”.  El proyecto reunirá a un equipo multidisciplinar de expertos en geofísica, navegación, restauración así como especialistas en arqueología y teledetección subacuática.

El proyecto reunirá a un equipo multidisciplinar de expertos

Lamentablemente la iniciativa no cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura por diferencias en el cumplimiento de los requisitos. Están decididos a realizar este nuevo intento de búsqueda del buque San Telmo, en el que establecerán su campamento en Shirref (Alvarado ) durante 40 días y contarán con 150.000 euros de financiación con los que están convencidos de resolver el mayor enigma naval de la historia de España y quizás, saber que fue realmente con aquellas 644 almas que desaparecieron de la noche a la mañana.

Y sean capaces o no de encontrar algún resto del navío, las leyendas cuentan que al pasar el Cabo de Hornos, en las frías noches de tormenta, es posible divisar a lo lejos un barco congelado a la deriva sobre un témpano de hielo gigante. ¿Sería este el viajo San Telmo que vaga sin rumbo por el océano?

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario