Se encuentra usted aquí

Noruega devolverá las piezas que Heyerdahl se llevó de Pascua

Jueves 18 de Abril, 2019
El gobierno noruego ha acordado con el de Chile devolver miles de objetos que el explorador Thor Heyerdahl se había llevado de la Isla de Pascua en 1956 durante su célebre travesía por el Pacífico.
Los célebres Moais de Isla de Pascua

Quince años después de la muerte del famoso explorador Thor Heyerdahl, Noruega ha llegado a un acuerdo con Chile, justo en la próxima visita que el Rey Harald y la Reina Sonia harán al país sudamericano, para devolver todos los objetos que se llevó de la Isla de Pascua en 1956.

El nombre de este noruego se hizo famoso en todo el mundo después de que, con una balsa construida con troncos, plantas y materiales naturales de Sudamérica navegara por el Pacífico, 8.000 kilómetros, para demostrar que era posible que los habitantes de América del Sur hubieran podido llegar a las islas de la Polinesia en una expedición llamada Kon-Tiki. Aunque la mayoría de los científicos creen que el movimiento más lógico hubiera sido de aquellas islas hacia el continente americano.

Thor, Heyerdahl  fue conocido en nuestro país por teorizar sobre las pirámides de Güimar en la isla de Tenerife

Después de aquella travesía realizó dos más recalando durante una de ellas en la conocida Isla de Pascua, o Rapa Nui. Durante aquella expedición, con todo su equipo, hizo excavaciones en las que encontró piezas talladas y bastantes huesos humanos. Para él, todos esos hallazgos no hacían más que demostrar que culturas antiguas habían poblado el Pacífico Sur. Aunque tiempo después se demostró que aquellos huesos que encontró poseían ADN del sudeste asiático.

Thor Heyerdahl en 1956.

En nuestro país, Thor, fue conocido por teorizar sobre las pirámides de Güimar en la isla de Tenerife. Hasta su muerte, defendió que aquellos “amontonamientos” de piedras no podían ser obra de los agricultores que pretendían quitarse las piedras de sus tierras de en medio, tal y como creen los arqueólogos, sino que en las mismas, las pirámides, se veían guijarros tallados y antes de colocarlos, el suelo nivelado. Además, todas las pirámides cuentan con escaleras que al ser subidas se nos orienta al sol naciente. Y lo más curioso, es que no son piedras exactas de la zona, sino que son volcánicas, por lo tanto tuvieron que traerlas de otro lado.

Heyerdahl murió a los 87 años y es ahora cuando se ha firmado ese compromiso, por parte de Martin Biehl, director del museo noruego Kon-Tiki, que se reunió en Santiago de Chile con el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward que prometió enviar todas las piezas a la isla de Pascua. Biehl estuvo acompañado de expertos del museo y el mismo Thor Heyerdahl jr.  El mismo, Heyerdal Jr. dice: “La repatriación es un cumplimento de la promesa de mi padre a las autoridades de Rapa Nui de que los objetos serán devueltos después de que hayan sido analizados y publicados”.

En el museo noruego se exhiben, por el momento hasta su devolución, artefactos tallados, restos humanos, fotografías y otras piezas arqueológicas de los Rapa Nui. Por su parte la ministra de cultura de Chile ha manifestado que la misión de su gobierno es “responder a la justa demanda de los rapa nui para recuperar su patrimonio cultural”.

Las autoridades chilenas quieren negociar con Theresa May la devolución del moai Hoa Hakananai'a actualmente en el Museo Británico

Y aprovechando este suceso tan extraordinario por parte de Noruega, las autoridades chilenas avisan que en breve comenzaran negociaciones con el Reino Unido para que les sea devuelto al pueblo indígena de la isla el mohai Hoa Hakananai'a, que fue llevado fuera de la misma en 1868 y se encuentra expuesto en el Museo Británico. Con este hecho esperan que el gobierno de Theresa May se sensibilice con estas cuestiones y puedan regresar la escultura a su lugar de origen, recomponiendo así la cultura de los habitantes pascuenses.

La famosa isla de Pascua se encuentra a 3.700 kilómetros de la costa chilena, en el Océano Pacífico y hoy en día atrae a miles de turistas encantados por conocer su cultura, su historia y sobre todo por poder admirar aquellos magníficos Moais que se yerguen orgullosos en sus plataformas de piedra mirando hacia la lejanía del mar.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario