Se encuentra usted aquí

La vacuna que cambió el mundo

Jueves 14 de Marzo, 2019
¿Sabías que España lanzó la primera expedición sanitaria internacional de la historia? Su responsable fue un alicantino, el doctor Francisco Javier de Balmis y su aventura está ligada a la vacuna de la viruela.
Josep Guijarro
Edward Jenner inyectando la primera vacuna al hijo de su jardinero

Un artículo de la revista médica The Lancet, publicado en 1998, en el que se relacionaba la vacuna triple con el desarrollo del autismo fue el detonante para el surgimiento del polémico movimiento antivacunas.

En 2004 el autor del trabajo fue demandado en Inglaterra y tiene prohibido ejercer la medicina de forma permanente. De nada ha servido porque, a día de hoy, muchos padres siguen optando por no vacunar a sus hijos para “protegerlos” de esta enfermedad asumiendo otros graves riesgos para la salud de sus pequeños.

La resistencia a las vacunas –y no de los anticuerpos sino de la gente- no es nueva. Se remonta al siglo XVIII cuando Edward Jenner desarrolló la primera vacuna contra una de las plagas más mortíferas de la historia: la viruela.

En la actualidad nos cuesta asumir el azote que representaba las epidemias en el pasado. La peste negra, sin ir más lejos, se llevó a la tumba a 25 millones de personas sólo en Europa y entre 40 y 60 millones en África y Asia por lo que el desarrollo de las vacunas supone un punto de inflexión en la historia de la Humanidad.

Jenner era hijo del vicario de Berkeley, una pequeña localidad rural del condado de Gloucester, en Inglaterra. Durante su infancia padeció la viruela, una enfermedad infecciosa provocada por un virus que se contagia a través de la saliva cuando uno tose, habla o estornuda. La enfermedad dejó su huella en el pequeño Edward por lo que decidió dedicarse a la medicina y luchar activamente contra ella.

Durante la década de 1790, Jenner investigó a fondo la enfermedad. Conoció la variolización, de lord Montagu. Resultó que su esposa y su cuñado sufrieron la viruela en Estambul en 1716. El hombre murió pero ella sobrevivió desfigurada. Descubrió que sus amigas turcas se infectaban deliberadamente con pus de enfermos de viruela y tras sufrir un acceso muy leve de la enfermedad quedaban inmunizadas. Lady Montagu pensó que podía ser un primer paso para prevenir las epidemias pero médicos y eclesiásticos se opusieron rotundamente. Pese a todo, los reyes de Dinamarca, los de Suecia, los duques de Parma o de la Toscana y hasta la zarina Catalina II fueron inoculados para  prevenir la viruela.

Monarcas y aristócratas del siglo XVIII se inocularon pus de enfermos de viruela para inmunizarse

Como médico rural, sin embargo, Jenner investigó a fondo la viruela de las vacas y a las personas que las ordeñaban. En efecto, resultó que los ganaderos que rozaban con las manos las pústulas de las ubres de las vacas enfermas, no contraían la viruela al llegar una epidemia.

De este modo, Jenner decidió extraer pus de las ubres de las vacas y se la inoculó al hijo de su jardinero. Seis semanas después le inyectó viruela humana y no produjo ningún efecto sobre el joven James Phillips. Repitió el experimento con otras 22 personas y voilà! había conseguido la primera vacuna de la historia.

Tal como le pasó a lady Montagu con su varolización, Jenner  fuertes reacciones de rechazo desde su introducción a mediados del siglo XIX. Se creó una Sociedad Antivacunación en Estados Unidos porque temían sus efectos adversos. La Iglesia, por su parte, teambien se opuso pues consideraban la vacuna anticristiana por proceder de un animal.

El María Pita, fue fletado para la expedición. Partió de La Coruña en 1803 (grabado de Francisco Pérez)

Carlos IV llevó a cabo la primera expedición sanitaria internacional de la historia

En España la vacunación llegó en 1800. Tres años más tarde, el rey Carlos IV impulsó la  Real Expedición Filantrópica de la Vacuna para extender la vacuna a todo el imperio español de América, Filipinas y Macao. El responsable de esta campaña fue el doctor Francisco Javier de  Balmis. Esta “Expedición filantrópica” está considerada la primera expedición sanitaria internacional de la historia. A propósito de la misma, el creador de la vacuna dejó escrito:  «No puedo imaginar que los anales de la historia nos proporcionen un ejemplo de filantropía tan noble y tan amplio como éste».

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario