Se encuentra usted aquí

Desvelamos la verdad oculta del 23-F

Martes 29 de Marzo, 2016
Han pasado 35 años sin una versión convincente. Ahora, nuestra revista publica una investigación exclusiva que cuenta toda la verdad sobre lo que ocurrió. Nuestro “garganta profunda” ha sido un espía del CESID (Centro Superior de Información de la Defensa) que vio y vivió –y sufrió– cómo todas las altas esferas del poder estaban detrás del intento de acabar con la recién nacida democracia en España.

“Tejero era el ejecutor, pero el plan se ideó mucho más arriba", revela Juan Rando, un espía que ha trabajado para los grupos operativos más importantes de España. Gracias a personas como él –el primer hombre que accedió a la cúpula de ETA– se logró vencer al terrorismo en España, pero guardaba un secreto que sólo ahora ha salido a la luz gracias al trabajo que publica en nuestra revista el periodista Fernando Rueda, autor de libros como La Casa (Temas de Hoy) o El dossier del Rey (Roca editorial), que verá la luz en las próximas semanas.

Dicen que quien busca la verdad corre el riesgo de encontrarla. Nosotros la hemos presentado a la opinión pública. Las consecuencia están claras: la libertad y el periodismo triunfarán

La tarde del 23-F Juan Rando estaba dentro del chalet secreto que su unidad operativa tenía en las afueras de Madrid. Procedía de otros lejanos destinos… quizá por ello no supo toda la verdad. Descubrió que sus compañeros habían llevado al coronel Antonio Tejero al Congreso de los Diputados para que ejecutara el Golpe. No tiene miedo al señalar a uno de los más altos funcionarios –Javier Calderón– del espionaje español como responsable de aquel Golpe: "Nuestro papel llegaba incluso a llevar a esa unidad al congreso. Me vi en una situación muy peligrosa…", asegura esta suerte de James Bond español en las páginas de Historia de Iberia Vieja, en una confesión que no dejará indiferente a nadie.

Después de aquello llegaron intentos de asesinato y secuestro… La pesadilla de Rando duró años. Estaba en el objetivo de sus jefes y de los que tramaron la asonada. En la investigación que ha efectuado Fernando Rueda se demonta la versión oficial gracias a un ejercicio de periodismo e investigación que están recuperando revistas como Historia de Iberia Vieja. Dicen que quien busca la verdad corre el riesgo de encontrarla. Nosotros la hemos presentado a la opinión pública. Las consecuencia están claras: la libertad y el periodismo triunfarán.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario