Se encuentra usted aquí

El reino bíblico de Edom fue real, según nuevas investigaciones

Lunes 28 de Octubre, 2019
Restos arqueológicos en el desierto de Aravá (Jordania) podrían ser del reino bíblico que aparece en el Génesis, Edom.

“… Los reyes que reinaron en Edom antes de que cualquier rey israelita reinara”.: Génesis 36:31. Estas palabras parecen describir un reino edomita anterior al siglo X antes de Cristo, pero del que no se tenían más datos.

De nuevo parece que la Biblia tenía razón y un equipo de científicos y arqueólogos, cuyo director es Erez Ben-Yosef del departamento de Arqueología y Culturas del Oriente Próximo Antiguo de TAU (Universidad de Tel Aviv) y Tom Levy de la Universidad de California, San Diego han presentado pruebas para contradecir a los historiadores que mantienen que este estado sólo existió mucho tiempo después.

Los investigadores han encontrado montones de escorias que dejaron las minas de cobre del sur de Jordania e Israel, en el desierto de Aravá. Al parecer este metal era el recurso más valioso de Oriente Próximo, que era clave en la Edad de Hierro. Siendo un proceso complejo, la producción de cobre, se han descubierto por la zona diferentes minas con los mismos “avances tecnológicos” para el tratamiento del ese metal haciendo probable que todas ellas fueran administradas por una misma autoridad central, ¿Edom quizás?

Puede que sí que fuera esta mítica ciudad, puesto que el significado de Edom es rojo, en lengua hebrea y quizás tuviera que ver con que Esau, hijo de Isaac y hermano de Jacob era pelirrojo o por el color rojizo de las tierras. 

El equipo de investigación están seguros de su hallazgo dado el tiempo que ha pasado estudiando antiguas minas de Jordania e Israel y le llamó la atención el de la zona de Aravá, cuya escoria de cobre habría tenido un cambio dramático cotejado con los otros. Dando a entender que “nuestros resultados demuestran que sucedió (la aparición de la ciudad)antes de lo que se pensaba anteriormente y de acuerdo con la descripción bíblica”.

Además, esta investigación indica que cuando Egipto entró en las tierras de Edom, no fue destruida, sino que dio un salto tecnológico haciendo así más eficiente la producción del metal.

El equipo de investigación mantiene que así “demostramos una repentina estandarización de la escoria en la segunda mitad del siglo X antes de Cristo, desde los sitios de Faynan en Jordania hasta los sitios de Timna en Israel, un área extensa de unos 2.000 kilómetros cuadrados, que ocurrió justo cuando los egipcios entraron en la región” según declaraciones de Ben-Yosef. “La eficiencia de la industria del cobre en la región estaba aumentando. Los edomitas desarrollaron protocolos de trabajo precisos que les permitieron producir una gran cantidad de cobre con un mínimo de energía”.

Finalmente añade: “Una floreciente industria del cobre en Aravá sólo puede atribuirse a una política centralizada y jerárquica, y esto podría ajustarse a la descripción bíblica del reino edomita”.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario