Se encuentra usted aquí

Hallan las despensas de Ramsés II

Miércoles 19 de Junio, 2019
Arqueólogos egipcios han encontrado a 75 Km de Alejandría las despensas del faraón Ramses II junto a una fortaleza y un edificio residencial

El faraón Ramsés II fue uno de los grandes mandatarios del antiguo Egipto. Reinó sobre la tierra del Nilo sesenta y siete años, que además han sido los mejor documentados de la historia de los faraones, habiendo muchísimas construcciones realizadas bajo su mandato, tantas que muchas de ellas aún no han salido a la luz.

Por ello, la noticia del descubrimiento de unas despensas que se datan durante el reinado de Ramsés II, son toda una celebración. Ha sido en el yacimiento arqueológico de Tell Abqain, a 75 kilómetros de Alejandría, un complejo militar que aún conserva sus muros exteriores, torres de vigilancia y un falso patio de acceso que servía para engañar a posibles asaltantes.

Las despensas tienen forma del colmena y fueron edificadas en el interior de una fortaleza junto a un edificio residencial

El descubrimiento de estas estancias, han dejado claro que hacían de despensa, tienen forma de colmena y fueron edificados en el interior de la fortaleza junto a un edificio residencial. Se encuentran en perfecto estado y están separados por un patio rectangular. Las dos cámaras se encuentran flanqueadas por pequeñas garitas en las que seguramente se encontraría un vigilante que estaría atento a que nadie se llevara las cosechas del Faraón.

Cada una de ellas se dividen en pequeñas celdas en las que se almacenaba todo tipo de alimento, así como vasijas, azulejos y hasta se han encontrado amuletos con el ojo de Horus. Según el comunicado oficial, que nombra al jefe del departamento de monumentos egipcios, Ayman Ashmawy, los almacenes se encontraron completos y alrededor de cada unidad aparecieron restos de paredes y contramuros de adobe. También se dice que durante la restauración del descubrimiento, se fueron hallados hornos de barro con los que tostaron el grano hace más de tres milenios.

“Esto significa que en el Antiguo Egipto se tuvo la idea de tostar el grano para limpiarlo de insectos y de la humedad antes de guardarlo dentro de los almacenes para garantizar su conservación y evitar plagas” apunta Nadia Jerd, directora de la unidad de monumentos del norte de Egipto del ministerio de Antigüedades.

Este descubrimiento es el enésimo que Egipto ha dado a conocer este año, dejando clara la grandiosidad del gran faraón Ramsés II, que diseñó increíbles construcciones monumentales a lo largo y ancho de todo el territorio de Egipto y de Nubia tales como Abu Simbel, el Osireion en el templo de Abidos, la ampliación del templo de Amón en Tebas, la gran sala hipóstila del templo de Amón en Karnak, el templo funeario del Ramesseum, en el valle de los Reyes.

Ramses II construyó una nueva capital en el norte de Egipto que llamó Pi-Ramsés Aa-najtu

Ramsés II, además, es conocido por todos, por ser un faraón que se hizo adorar como un dios,  dedicándose templos y estatuas. Aunque es bien sabido que la construcción más importante de su reinado sería la edificación de una nueva capital en el norte a la que llamó Pi-Ramsés Aa-najtu (la ciudad de Ramsés).

Si bien, como hemos apuntado al principio, se tienen muchos datos sobre su reinado, también sobre su vida personal. Sabiéndose que durante su longeva vida tuvo decenas de reinas, esposas y concubinas, así como cientos de hijos a los que incluyó, uno a uno, en una lista y además diseñó una gigantesca tumba en el Valle de los Reyes para alguno de ellos. 

Lo que sí que está claro, es que las noticias que nos lleguen por parte del país de los faraones, siempre estarán llenas de curiosidades y es muy probable que aún falten muchas sorpresas por verse desveladas por parte de sus autoridades. Egipto sigue siendo el país más misterioso y delicioso para disfrutar de su arqueología e historia monumental.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario