Se encuentra usted aquí

Hallan en Córcega un misterioso hipogeo

Lunes 29 de Abril, 2019
Arqueólogos del Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (INRAP) de Francia han localizado en la isla de Córcega una necrópolis romano-etrusca que habría sido utilizada entre los siglos V al III antes de Cristo.

Más de 200 objetos funerarios, entre los que se encuentran un centenar de vasijas completas, recipientes para ungüentos y bálsamos y un anillo, pendientes y otros valiosos objetos han sido desenterrados en una necrópolis romana y etrusca de cerca de una hectárea de extensión en la isla de Córcega.

El descubrimiento se produjo de forma casual. Al sur de Aleria, localidad situada en la llanura oriental de Córcega, entre la encrucijada de dos carreteras nacionales, se procedía a las labores previas para la construcción de una vivienda cuando, repentinamente, afloraron los restos de un antiguo cementerio que ha sido utilizado durante ocho siglos, entre el V a.C. al III d.C.. La necrópolis de Lamajone, como se conoce, está excepcionalmente bien conservada según explican en un comunicado Laurent Vidal, director de las excavaciones junto con Catherine Rigeade.

Los trabajos científicos se iniciaron en junio de 2018 y ahora se ha revelado la existencia de un hipogeo que estaría situado en las capas más profundas de la necrópolis.

Esta cámara funeraria aún no ha sido excavada y los especialistas consideran que podría contener importantes tesoros arqueológicos.
El hipogeo ha sido datado entre los siglos V y III a.C., y, según explica Vidal, podría contener los restos de una o varias personas de alto rango social, además de valiosos objetos de la época.

"Durante 40 años no se había descubierto un monumento semejante, de una importancia excepcional en el Mediterráneo occidental", subraya el comunicado.

Los arqueólogos han explicado que también se han encontrado tumbas de cremación, incluyendo una hoguera rectangular, tumbas con cubierta de tégula [tejas romanas], otras hechas con maderas clavadas y con ladrillos que, datarían según los primeros estudios entre los siglos II-III d.C. siendo, por tanto, las más recientes.

Entre los centenares de objetos rescatados junto a las tumbas destaca un recipiente de cristal azul con forma de cabeza femenina, que seguramente contenía perfume.

Los esqueletos de la necrópolis están siendo analizados para conocer las causas de la muerte, el sexo de los individuos así como características que permitan saber las causas de la muerte. Por otro lado, Laurent Vidal y Catherine Rigeade ya programan la apertura del hipogeo que suscita el interés de los arqueólogos por hallarse en un contexto funerario intacto en un terreno sin construcciones previas.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario