Se encuentra usted aquí

Hallan por casualidad un barco vikingo en Noruega

Jueves 26 de Diciembre, 2019
Hacía ya varios años que no se habían encontrado barcos en el país noruego, de ahí que este descubrimiento haya sido tan sorprendente.

Expertos arqueólogos del Instituto Noruego para la Investigación del Patrimonio Cultural (NIKU) detectaron de la mano de un georradar de alta resolución, un barco vikingo bajo la tierra de un cementerio en el condado de Østfold.

Una investigación iniciada en 2018, en una zona cercana, dio unos resultados prometedores haciendo que los investigadores se propusieran ir un poco más allá en septiembre de 2019: “Habíamos terminado el área acordada, pero teníamos tiempo libre y decidimos hacer un análisis rápido sobre otro campo. Resultó ser una buena decisión” confiesa Manuel Gabler, arqueólogo, ya que gracias a ello, encontraron restos del barco.

Según los primeros estudios realizados, el navío podría ser parte de una necrópolis en la que también se han detectado restos de cinco casas comunales donde los vikingos podrían haber vivido así como ocho túmulos (que son colinas de uso funerario que se encuentran formadas con tierra y piedras apiladas) que estarían muy cerca de estos hogares.

Lars Gustavsen, arqueólogo de NIKU ha declarado que este pequeño poblado “Está claramente diseñado para mostrar poder e influencia”.

Lo curioso de este descubrimiento es que fue encontrado muy cerca de Viksletta, donde allí había otro famoso enterramiento, el conocido como Montículo funerario de Jelle que por los datos que se tienen de él, data desde hace 1500 años en la época en la que había un rey de mismo nombre, Jelle.

“Esto es increíblemente emocionante” dijo Kut Paasche, Jefe del departamento de Arqueología Digital de NIKI y añade: “A medida que la tecnología avanza, aprendemos más y más sobre nuestro pasado”.

Las imágenes del radar revelan que lo que se encuentra enterrado a unos cincuenta centímetros de profundidad tiene unos 20 metros de largo y es una estructura grande y bien definida. Lo mejor del caso es que los datos indican que la parte inferior del barco está conservada a pesar de los daños en ambos extremos de la nave por los arados en los trabajos de la granja.

“Este hallazgo es fascinante, ya que sólo conocemos tres barcos vikingos bien conservados en Noruega que fueron descubiertos hace mucho tiempo. Esta nueva nave va a tener una gran relevancia histórica, ya que puede ser estudiada con las nuevas tecnologías en arqueología” continúa Paasche.

Y aunque no descartan hacer una excavación, a largo plazo, lo que primero se están planteando es realizar investigaciones adicionales no invasivas para mapear el hallazgo.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario