Se encuentra usted aquí

Encuentran evidencias que demostrarían que Babilonia conquistó Jerusalén

Lunes 02 de Septiembre, 2019
Varios descubrimientos arqueológicos apuntan a la clara conquista de la ciudad de Jerusalén por parte de los Babilonios, tal como relata la Biblia.

Los investigadores que, desde hace más de diez años, llevan trabajando en el Monte Sión de Jerusalén, han anunciado el hallazgo de evidencias que no dejarían lugar a duda de la invasión babilónica de la ciudad en el 587 antes de Cristo. Los descubridores, de la Universidad de Carolina del Norte, confirman haber encontrado un depósito en el que hay capas de ceniza, tiestos, lámparas, puntas de flecha y una pieza magnífica de joyería de la época: se trataría de un arete o borla de oro y plata (un aro de metal que las mujeres portaban atravesando el lóbulo de cada oreja). Además existen signos de una gran estructura de la Edad de Hierro, pero al estar debajo de capas de períodos posteriores, no se ha llegado aún a él.

Shimon Gibson, en declaraciones a la CNN, concluye que si bien los elementos aislados no proporcionan una evidencia concluyente del ataque por parte de los babilonios, el hecho de encontrar la mezcla de estos artefactos hace creer que se ha encontrado una evidencia directa de la conquista: “Sabemos dónde corría la antigua línea de fortificación, así que sabemos que estamos dentro de la ciudad. Sabemos que esta no es una zona de descarga, sino el vecindario suroeste de la ciudad en la Edad de Hierro, durante el siglo VIII”.

Para los investigadores, el haber recuperado una pieza de joyería tan excepcional como la que han descubierto es un puntal fundamental para certificar los primeros signos de las “élites”, que aparecen en las descripciones bíblicas y la riqueza de Jerusalén antes de la conquista en el 587-586 antes de Cristo.

Pero hablar, por otro lado, de la acumulación de ceniza encontrados, pueden significar varias cosas, tal como comentó Gibson, “podrían ser depósitos de ceniza retirados de hornos o podrían ser piras de basura focalizadas” continúa. “Sin embargo, en este caso, la combinación de una capa de ceniza llena de artefactos, mezclada con puntas de flecha y un adornos muy especial indica algún tipo de devastación y destrucción. Nadie abandona las joyas de oro y nadie tiene puntas de flecha en su basura doméstica.”

Lo más interesante es poder constatar que finalmente la arqueología bíblica está dando los frutos que los más escépticos nunca pensarían que pudiera suceder.

Por su parte Rafi Lewis, coodirector del proyecto confesó que “es muy emocionante poder excavar la firma material de cualquier evento histórico, y aún más con respecto a un evento histórico importante como el asedio de Jerusalén por parte de Babilonia.

La conquista llevada a cabo por el famoso rey babilónico Nabucodonosor II, fue una barbarie en pérdidas de vidas cuando la ciudad fue arrasada sin miramientos y se destruyó el templo del Rey Salomón por primera vez, después lo volverían a hacer los romanos en el 70 antes de Cristo a manos de las legiones de Tito. Por ello los judíos religiosos de Jerusalén se reúnen en sinagogas de todo el mundo y la plaza del Muro de las Lamentaciones para rezar y llorar el 11 de agosto, en Tisha B'av que sería el noveno día del mes hebreo.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario