Se encuentra usted aquí

Descubren en Perú restos de un gran sacrificio ritual de niños

Jueves 19 de Septiembre, 2019
Los trabajos de los arqueólogos han desenterrado hasta 227 cadáveres de menores que fueron sacrificados en el norte del país, Trujillo, por un rito precolombino.
Descubren en Perú restos de un gran sacrificio ritual de niños

Arqueólogos de la Universidad Nacional de Trujillo (Perú) descubrieron los restos de un gran sacrificio ritual de la cultura Chimú, eran precolombinos y se tratarían de unos 227 menores, convirtiéndose en uno de los hallazgos más impresionantes hasta el momento en el mundo según ha confirmado el arqueólogo Feren Castillo a AFP.

Dentro de unos trabajos que comenzaron en 2018, el lugar del masivo sacrificio fue hallado en el municipio costero de Trujillo (situada a 700 kilómetros al norte de Lima), exactamente en el sector Pampa La Cruz de Huanchaco. “Es el sitio más grande donde se han encontrado restos de niños sacrificados, no hay otro en el mundo” ha dicho el arqueólogo Castillo añadiendo además que tendrían entre 1.200 y 1.400 años de antigüedad y los niños serían menores de entre 4 y 14 años.

Según sus pesquisas, la de los arqueólogos, este rito se realizó para calmar las catástrofes naturales que fueron asociadas al fenómeno El Niño. “Hemos encontrado más evidencia de lluvia en los hallazgos” añadió Castillo.

Los restos humanos se encuentran en dirección al mar y dada la sequedad de la zona, algunos aún mantiene la piel, cabello y orejeras de plata.

Si bien este hallazgo no es el primero de la zona de Pampa La Cruz. Sí que es cierto que sí el más grande. Ya en junio de 2018 se encontraron 56 restos de niños. Y Pampa La Cruz se encuentra a 2 kilómetros de Huanchaquito, lugar donde se descubrieron, en abril de ese mismo año, 140 niños y 200 llamas en un ritual parecido, siendo este descubrimiento documentado por National Geographic.

Además la revista se encargó de anunciar que las pruebas hechas con radiocarbono a piezas textiles y sogas encontradas eran de entre el 1400 y 1450, casi un siglo antes de que Francisco Pizarro llegara a Perú (1532). “Definitivamente, Huanchaco es el lugar elegido para hacer estos sacrificios” dijo el arqueólogo de la Universidad de Trujillo.

Lógicamente este descubrimiento de los restos en Huanchaquito hizo que se tuviera que revisar la historia de las ofrendas humanas en rituales nativos. La anterior evidencia ofrenda de niños humanos en un sacrificio de grandes dimensiones fue en Tenochtitlán, 42 niños en el Templo Mayor.

La civilización Chimú estuvo extendida por toda la costa peruana hasta el actual Ecuador. Fue en el 1475 cuando desapareció al ser conquistada por el imperio inca.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario