Se encuentra usted aquí

Arqueólogos afirman haber encontrado Betsaida, la ciudad de San Pedro

Viernes 26 de Julio, 2019
Investigadores se han encontrado con los restos de un templo bizantino que piensan está construido encima, como homenaje, de la casa de los hermanos discípulos de Jesús.

Todo el mundo conoce el milagro de los panes y los peces, casi todos sabemos que en la Biblia se habla de que aquel acontecimiento misterioso tuvo lugar en Betsaida, Galilea, que también era hogar de los Apóstoles Pablo y Andrés. Pero a pesar de tener muchos datos y haber trabajado en eso que se llama “arqueología bíblica”, que trata de encontrar los sitios arqueológicos a través de los datos que ofrece el libro sagrado, no hay consenso para decidir dónde radicaba la ciudad de los Apóstoles.

Al parecer, en El Araj, situado entre los sitios bíblicos de Carfarnaún y Kursi, en los Altos del Golán, un grupo de arqueólogos israelíes ha encontrado los restos de un templo bizantino que creen pudiera ser la iglesia que se construyó justo encima de la casa de los discípulos de Jesús como homenaje.

Un obispo bávaro que viajó por la región en el siglo VIII dejó escrito que se había construido una iglesia sobre la casa de Pedro

Cuenta Mordejai Aviam, director de las excavaciones, que la iglesia puede ser la que se describe en el relato de Willibald, el obispo bávaro de Eichstätt del siglo VIII, que viajó por la región alrededor del año 725 e informó que se había construido una iglesia sobre la casa del apóstol Pedro y su hermano Andrés.

Durante los tres años que los investigaciones y arqueólogos han estado trabajando en este lugar, ubicado en los alrededores del Mar de Galilea, encontraron vestigios de una terma romana en El-Araj y paredes y mosaicos que datan del siglo V, lo que sugería una iglesia del último periodo bizantinos. “Tales mosaicos sólo se encontraban en iglesias ornamentadas importantes” comentó Steven Notley, profesor de Nuevo Testamento y Orígenes Cristianos en Nyack College y director académico de las excavaciones a National Geographic.

Y aunque los trabajos no han parado, los investigadores de este sitio arqueológico se preguntan si con este descubrimiento habrá pasado lo mismo que en Cafarnaún, donde una iglesia bizantina descansaba sobre un lugar tradicionalmente asociado a San Pedro de la era romana. A pesar de que aún hay muy poco excavado, se espera que los trabajos desvelen mucho más sobre la historia del lugar y su posible identificación con el hogar de Pedro y Andrés.

Pero, otro hallazgo pone ahora en tela de juicio si los apóstoles vivían en un pequeño pueblo o en lo que ya era considerada como una ciudad. Ya que han encontrado unas termas romanas (del siglo 1 al 3 antes de Cristo), que podría ser la evidencia de un asentamiento urbano importante en el lugar donde se asentaba Betsaida.

Fue a finales del siglo I que el historiador Flavio Josefo describió como Betsaida, ese pequeño pueblo de pescadores, se convirtió en una ciudad greco-romana durante el reinado de Herodes Antipas en el año 30 después de Cristo y Herodes Filipo I la renombró con el nombre de “Julias” para honrar a la madre de Tiberio, el emperador romano.

“Estas termas romanas atestiguan la existencia de un asentamiento urbano” declaró al periódico israelí Haaretz el director Aviam.

Sin embargo, como en casi todos los descubrimientos recientes, el hallazgo ha sido puesto en duda por expertos y arqueólogos que creen que es evidencia insuficiente para considerar a El-Araj un asentamiento urbano que lo cambie de poblado a ciudad.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario