Se encuentra usted aquí

LAS RUTAS DEL CAMINO DE SANTIAGO

Lunes 22 de Febrero, 2010
El Camino de Santiago es el conjunto de sendas y rutas que desde hace siglos han sido usadas por los que procedentes de todo el orbe, han acudido a Santiago para rendir pleitesía al Apóstol. Se le suele relacionar con el largo camino terrestre abierto por los peregrinos que a partir del siglo IX acudían de toda Europa a través de los Pirineos, y se dirigían a Compostela a visitar la tumba de Santiago. Y en gran parte es así… Por: Marcelino González Fernández

Libros Recomendados :
CAMINO DE SANTIAGO
¡ Visita nuestra Tienda !
Sin embargo, en la Edad Media ya había peregrinos que efectuaban por mar alguna etapa de su camino, a veces en busca de puertos cercanos a Santiago para acortar las largas caminatas terrestres, y otros peregrinos han seguido rutas desde el sur de España y desde Portugal.

Y es que el Camino de Santiago es un conjunto de caminos diferenciados por las zonas geográficas por donde discurren y los lugares de procedencia de los peregrinos, que se pueden dividir en dos grupos: caminos terrestres y rutas marinas. Todos con la misma meta: el sepulcro del Apóstol, y todos con la misma guía en el cielo: las estrellas que durante siglos han guiado a los peregrinos. Los navegantes las han utilizado para orientarse en la mar, y los caminantes, sobre todo los procedentes de levante, han elevado la vista al cielo para seguir de este a oeste la ruta luminosa marcada por la Vía Láctea, que por tal motivo también se la conoce con el nombre de Camino de Santiago.

LOS COMIENZOS
Según la tradición, después de predicar en España, Santiago el Mayor regresó a Palestina, donde fue encarcelado y decapitado por orden de Herodes Agripa en el año 44. Tras su martirio, sus discípulos Teodoro y Anastasio metieron su cuerpo en un barco, y huyeron de Jaffa para llevarlo al lugar más occidental donde había predicado. Cruzaron el Mediterráneo, pasaron el Estrecho de Gibraltar, bordearon Portugal, entraron en la ría gallega de Arosa, continuaron por el río Ulla, y llegaron a Iria Flavia, donde amarraron el barco a una columna de piedra o “padrón” –de ahí el nombre actual de Padrón–. Desde allí, continuaron a pie hasta el lugar donde dieron sepultura al cuerpo del Apóstol, y donde sus restos reposaron en el olvido hasta el siglo IX. La tradición también dice que el barco que transportó el cuerpo de Santiago era de piedra, y en otros tiempos se pensaba que efectivamente debía de haber sido una piedra tallada con forma de barco. Pero hoy se le da otra explicación: la referencia a un “barco de piedra” significaba “un barco cargado de piedra”, que era un comercio importante en aquellos tiempos, con el transporte por mar de grandes cantidades de mármol y otros tipos de piedra por todo el imperio romano.

Andando el tiempo, en el 813 el eremita Payo vio unas extrañas luces en un monte e informó de ello al obispo de Iria Flavia Teodomiro, quien efectuó las correspondientes investigaciones, encontró una tumba cubierta por la vegetación y dijo que era la del Apóstol. La noticia del hallazgo se difundió por el noroeste de la Península, y el rey de Asturias Alfonso II el Casto, ordenó construir en aquel lugar una iglesia, alrededor de la cual nació la ciudad.

Como en aquellos tiempos las huestes islámicas eran un constante peligro para la cristiandad, Alfonso II se valió del subterfugio de presentar a Santiago combatiéndolos, que tuvo mucho éxito, impulsó las primeras peregrinaciones y dio origen a la figura de Santiago Matamoros. En el siglo X ya eran importantes las peregrinaciones que procedentes de Asturias acudían a visitar la tumba del Apóstol, fervor que se propagó rápidamente por todo el ámbito cristiano. Y la naciente urbe empezó a sufrir los embates de la historia. Alfonso III reemplazó la iglesia primitiva por una mayor en el 874. Almanzor arrasó Santiago y destruyó la iglesia en el 997. Y los vikingos y normandos sembraron de destrucción las costas gallegas cercanas, saqueando los pueblos hasta donde podían llegar con sus barcos.
Otros artículos de:

Comentarios

Linda historia, llena de misterios.

Añadir nuevo comentario