Se encuentra usted aquí

El secreto romano mejor guardado de Cuenca

Lunes 17 de Junio, 2019
Los mosaicos figurativos más grandes del Imperio romano se encuentran en la provincia de Cuenca. Terminados los trabajos de conservación casi todo está preparado para que la Villa romana de Noheda abra sus puertas al público.

En 1984, por pura casualidad, un tractor topó con un terreno muy duro en la villa de Villar de Domingo García, provincia de Cuenca. Cuando aquel vehículo comenzó a trabajar la tierra, cientos de pequeñas piedras de colores saltaron a la vista llamando la atención de aquel trabajador. Resultó que había topado con las teselas de uno de los mosaicos más grandes de todo el arco mediterráneo. Aunque por causas que se desconocen aún, el dueño del terreno volvió a tapar toda esa zona y no fue hasta 2005 que comenzaron los trabajos arqueológicos para conservar lo que hoy en día se conoce como la “Villa romana de Noheda”.

Se trata de una villa de época tardo romana que, según los arqueólogos, fue habitada entre los siglos IV y V. Lo que sí se tiene claro es que su dueño era rico, inmensamente rico, tanto que la villa ocupaba 10 hectáreas, según las últimas prospecciones con el georradar. Sólo el salón de su casa, triclinium, ocupaba 291 metros cuadrados. Pero lo más espectacular de este descubrimiento se encuentra en el suelo, bajo los pies de aquel hombre que según nos cuentan, como no le gustaba el vino de la zona, lo mandaba traer directamente de Siria.

Por el momento, tras 12 años de trabajo, sólo se ha podido desenterrar un 5% del total de la villa

Pero lo más interesante es lo que gracias a ese descubrimiento casual, el del agricultor, salieron a la vista las cientos de teselas que finalmente se han podido recomponer siendo uno de los mosaicos figurativos más grandes del Imperio.

Su composición es la siguiente: una zona central que se divide en seis paneles con escenas mitológicas y alegóricas con grandes figuras (la de Atenea mide 2,18 metros).  En ella podemos observar el mito de Enómano, Pélope e Hipodamia, dos Pantomimas, el Juicio de Paris y el Rapto de Helena, el cortejo dionisiaco y Thiasos marino. Y el número de teselas que se emplearon para crear esta magnífica obra es casi incontable, teniendo en cuenta que en cada cuadrado de 25 por 25 centímetros se usaron más o menos 1. 243 de estas piezas.

El arqueólogo Miguel Ángel Valero cuenta sobre el descubrimiento que “ en ese espacio, además del increíble mosaico, hemos hallado más de 550 grandes fragmentos de esculturas, todas realizadas en mármol importado de oriente y de Carrara (Italia). Es el conjunto escultórico más amplio de toda Hispania, donde se incluyen figuras de Dionisios, Venus o los Dioscuros”.

Por su parte, el ayuntamiento de Villar de Domingo García, asegura que después de muchos años de esfuerzo, la Villa romana de la Noheda está cada vez más cerca de abrir sus puertas al público. No se puede todavía concretar fechas exactas, pero el alcalde del pueblo Javier Parrilla, asegura que su intención es hacerlo antes de que el año acabe.

Además, una de sus intenciones es implicar de manera activa a todos los habitantes del pueblo, en donde ya los especialistas han impartido cursos y realizado actividades con ellos, para que se sientan más unidos a esta futura atracción turística y cultural.

El yacimiento arqueológico, es de un valor incalculado ya que representa una gran riqueza patrimonial y que junto con otras zonas icónicas de Cuenca, la villa se convierta en uno de los lugares más visitados de la provincia.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario