Se encuentra usted aquí

Encontran en Chichén Itzá nuevos objetos y estructuras arquitectónicas

Jueves 26 de Diciembre, 2019
Con cinco grupos arquitectónicos nuevos, un disco de pirita y una mesa de piedra única, el sitio arqueológico mexicano sigue dando sorpresas.

Terminada la temporada de excavaciones en la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, es ahora cuando el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH) ha comenzado a dar cuenta de los nuevos hallazgos realizados en la zona.

Se han encontrado varios sitios arquitectónicos, cinco en total, entre los que había uno de uso ritual, una mesa de piedra única con representaciones de prisioneros de entre el 900 y 1000 después de Cristo y un disco de pirita que data en este caso entre 850 y 1200 después de Cristo.

Uno posee una pirámide pequeña y cuatro conjuntos parecen ser habitaciones 

El conjunto de los grupos arquitectónicos fueron descubiertos en el espacio que está en los grupos que son llamados de las Monjas y Serie Inicial. “Cuatro conjuntos parecen ser habitacionales, mientras que uno, dado que posee una pirámide pequeña, de alrededor de cinco metros de alto, un cuarto doble en su parte superior y una escalera asociada, nos indica que pudo haber tenido un uso ritual” comunicó Francisco Pérez Ruiz, que junto a José Osorio León, del Centro INAH Yucatán, han dirigido el proyecto.

Por su parte, José Osorio, contó que estos trabajos también han sido para explorar y consolidar las tres estructuras del conjunto de Serie Inicial: un altar ubicado al centro de la Plaza Sur del conjunto; la Galería-Patio de la Luna y el interior y la fachada este de la llamada Casa de los Caracoles, del Patio de los Falos.

En cuanto a la mesa de piedra, nos explican que tiene 1,66 metros de largo por 1,27 de ancho compuesta por cuatro cuadro simétricos que al unirse muestran una escena en la que aparecen, en sus cantos exteriores, 34 personajes tallados en la que 18 parecen ser cautivos con las manos atadas y que los restantes serían sus captores. “Hasta ahora es la única mesa de piedra, con estas características y aún con restros de policromía, que hallamos en Chichén Itzá” declaró Osorio.

El hallazgo del disco de pirita, de unos 30 centímetros de diámetro, se ha ubicado dentro de un contexto más religioso, como una ofrenda. “Estos discos eran objetos importantes para la élite maya, en Chichén Itza se han encontrado tres que se resguardan en el Museo Nacional de Antropología, el ahora localizado es el cuarto” advirtió Santos del descubrimiento, que ahora está en el taller de restauración del Centro INAH Yucatán.

Se ha hallado también un amplio salón de columnas con un techo plano

Por último, pero no menos importante, hablan del hallazgo realizado en la Galeria-Patio de la Luna: un amplio salón de columnas con una techumbre plana que estuvo sostenida por vigas de madera y tenía aplanados interiores estucados y algunos fragmentos de cerámica.

De estos trabajos con este inmueble, se ha llegado a la conclusión de que es posible que la sala fuera usada para reuniones colectivas o ceremonias al no tener los espacios abovedados, que eran estrechos no permitiendo el acceso a muchas personas.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario