Se encuentra usted aquí

Denuncian el deterioro del yacimiento del tesoro de El Carambolo

Viernes 29 de Marzo, 2019
Ni la Junta de Andalucía, ni el Ayuntamiento de Camas, ni la inmobiliaria propietaria de los terrenos... nadie se preocupa por el yacimiento arqueológico de El Carambolo, en Sevilla, tristemente utilizado como vertedero por los vándalos.
Josep Guijarro

El tesoro de El Carambolo es una colección de 21 piezas de oro de 24 kilates, compuesta por un collar, varios adornos para el pecho y pulseras que estaban en el interior de un jarrón cerámico.

Fue hallado casualmente por unos obreros que, en 1958, cavaban para la construcción del nuevo Club de Tiro de Pichón, en un cerro del municipio de Camas, (Sevilla).  Un total de tres kilos de oro labrado en una serie de joyas finamente trabajadas algunas de las cuales podían haber portado piedras preciosas incrustadas.

Algunos investigadores creen que este collar del tesoro podría tener su origen en la isla de Chipre, basándose en su diseño.

En abril de 2017, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía acordara proteger el yacimiento de El Carambolo como Zona Arqueológica y, por tanto, catalogado como Bien  de Interés Cultural (BIC)

La Junta inscribió el yacimiento en el Catálogo General de Patrimonio Histórico Andaluz pero, desde entonces los restos se encuentran en un completo estado de abandono sometido a la acción de los vándalos.

De hecho, según denuncia el diario independiente Sevilla Info  “los escombros, pintadas, basuras, restos de fogatas y las ratas campan por sus respetos en esta zona protegida.”

Denuncian que es fácil acceder al yacimiento  porque la verja del antiguo Tiro de Pichón está abierta permanentemente, lo que es aprovechado por los incívicos para arrojar escombros o basuras o celebrar botellonas sobre la plataforma de hormigón que protege los últimos restos aparecidos en el último periodo de excavaciones desarrollado entre 2002 y 2006.

La oficina del Defensor del Pueblo recibió una queja hace dos años a causa de continuos vertidos de basura que se realizaban en el yacimiento. La Consejería de Cultura instó a la propietaria de  los terrenos que tomara las medidas oportunas para evitar nuevos vertidos pero a las imágenes nos remitimos para concluir que la inmobiliaria Gabriel Rojas ha hecho caso omiso del expediente.

Ni la Junta de Andalucía, ni el Ayuntamiento de Camas a quien corresponde el mantenimiento de los accesos ha movido un músculo por evitar el continuo deterioro  de este importante yacimiento.

Los   arqueólogos creen que el tesoro de El Carambolo fue enterrado deliberadamente en el siglo VI a.C., aunque la mayoría de las piezas fueran fabricadas dos siglos antes. Las joyas marcan el final de una tradición continua de procesado de oro que comenzó unos 2.000 años antes con Valencina de la Concepción, empleando técnicas fenicias.

En la zona hoy utilizada como vertedero, se ha identificado un templo fenicio y el mismo tesoro es probablemente el producto de una cultura mixta de los fenicios de Oriente Próximo y los tartesios locales.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario