Se encuentra usted aquí

¿Sabías qué...

...dos Goyas fueron dañados durante la Guerra Civil?

Viernes 04 de Septiembre, 2015

Tras el estallido de la Guerra Civil, las autoridades procedieron a la evacuación del tesoro artístico custodiado en el Museo del Prado. Al frente de la Dirección General de Bellas Artes, se encontraba el historiador Ricardo de Orueta y Duarte, mientras que Francisco Javier Sánchez Cantón había sucedido como director de la pinacoteca a Ramón Pérez de Ayala.

Las tropas de Franco se dirigían a Madrid desde Toledo, donde también se tomaron medidas conducentes a la defensa del patrimonio, si bien allí las obras de arte no fueron trasladadas. En Madrid, se decidió cerrar preventivamente el museo el 30 de agosto de 1936 y mover las obras de mayor valor a la planta baja. En septiembre, la Dirección de Bellas Artes cambió de manos, y Josep Renau, su nuevo responsable, optó porque las obras se llevaran primero a Valencia y, cuando los combates sacudieron a esta ciudad, a Barcelona y desde allí a Ginebra.

El proceso de selección –361 obras del Prado y otras del Museo de Arte Moderno, El Escorial y el Palacio Nacional (nombre que recibió durante la República el Palacio Real)– se formalizó según el decreto del 5 de noviembre de 1936, y el 10 del mismo mes se realizó el primer traslado. En Valencia, las obras fueron depositadas en las Torres de Serranos y la iglesia del Patriarca, mientras que el Prado fue protegido con sacos terreros para las obras que permanecieron en su interior. En 1938, se decidió el traslado a Cataluña; y en el curso de ese viaje resultaron dañados La carga de los mamelucos y Los fusilamientos del 3 de mayo, tras desplomarse un balcón en Benicarló al paso del convoy, que rajó Los fusilamientos y dañó aún más la primera de las obras citadas.

El castillo de Peralada y la fortaleza de Figueras, en Gerona, fueron los últimos enclaves donde se protegió este valiosísimo tesoro, hasta que en febrero de 1939 emprendió un nuevo viaje hacia Ginebra, sede de la Sociedad de Naciones, ante la caída de Cataluña en poder de los nacionales. El 9 de septiembre de 1939 –cinco meses después del final de la contienda–, las obras volvieron a Madrid.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.