Se encuentra usted aquí

Nº 174, Diciembre 2019

Pelayo, el rey de la reconquista

Reivindicado en tiempos recientes como icono de la Reconquista, poco se sabe de la genealogía de este adalid asturiano, sobre el que las distintas fuentes medievales trazaron múltiples perfiles. Ante tantas versiones, resulta muy difícil presentar una biografía coherente de Pelayo, pero es posible, al menos, limpiar su nombre de la hojarasca de exageraciones, anacronismos y sospechosos silencios que lo envuelve. De la famosa batalla de Covadonga dice la leyenda, por ejemplo, que la Virgen le echó un capote arrojando piedras a sus enemigos desde su cueva. Pues bien: hasta para ese embuste hay una explicación racional.

Exploraremos la gran aventura de Magallanes y Elcano. Quinientos años atrás, un navegante portugués financiado por la Corona española emprendió la expedición más azarosa de todos los tiempos. En busca de una nueva ruta comercial para alcanzar las islas de las especies, Magallanes y sus hombres partieron del puerto de Sanlúcar de Barrameda, Cádiz, un 20 de septiembre de 1519. Solo unos pocos de ellos, menos de veinte, acabaron protagonizando la primera circunnavegación de la Tierra, pues el resto, más de doscientos, fallecieron por el camino. Tras la muerte de Magallanes, Juan Sebastián Elcano capitaneó el regreso de la flota, que desembarcó en Sanlúcar a bordo de la nave Victoria en septiembre de 1522.

Y para terminar repasamos la visita de JFK a España. John Fitzgerald Kennedy viajó a nuestro país cuando era solo un joven estudiante en Harvard y “el hijo de su padre”, el magnate y embajador de Estados Unidos en Inglaterra Joseph P. Kennedy. Lo hizo en dos ocasiones, en 1936 y 1938, con la idea de recabar información sobre las implicaciones que tendría una hipotética victoria republicana para Gran Bretaña, a la par que estrechaba lazos con el líder nacionalista de la India Pandit Jawaharial Nehru. Tras la victoria de los franquistas en la batalla del Ebro, el primero de sus propósitos se revelaría estéril…