Se encuentra usted aquí

Hallan dos monedas españolas en Utah de antes de la llegada de Colón

Martes 21 de Mayo, 2019
Hemos conocido ahora que, a finales del pasado verano, un excursionista encontró en Estados Unidos dos monedas españolas que datan de antes del Descubrimiento de América. El Servicio de Parques Nacionales está tratando de autentificarlas y determinar cómo llegaron a Utah.
Josep Guijarro

Que Colón no fue el primero en pisar el Nuevo Mundo es algo que ya casi todo el mundo acepta sin rechistar. Se ha propuesto que antes que el almirante genovés estuvieron los vikingos, los monjes irlandeses, nobles galeses y escoceses, los templarios y hasta comerciantes chinos pero ahora, un excursionista estadounidense, de Colorado para más señas, ha hecho un descubrimiento que podría reescribir la historia.  

El misterio comenzó en septiembre de 2018 cuando en el parque Glen Canyon de Utah, en un lugar que los responsables mantienen en secreto fueran descubiertas dos monedas españolas que se  fueron acuñadas antes de la llegada de los conquistadores e, incluso, antes del descubrimiento de América.

 

Los funcionarios del citado parque no han querido especificar la ubicación exacta del hallazgo ante la posibilidad de que existan otros artefactos. Se sabe que aparecieron cerca de la Marina Halls Crossing en el lago Powell pero nada más.  Y si han mantenido las dos monedas ocultas hasta ahora es porque, según confiesan, aún no están seguros de qué hacer.

Se cree que la moneda de mayor tamaño habría sido acuñada en Madrid en 1660 y la menor, coincidiría con monedas de la década de 1290.

«Esto es muy emocionante», ha declarado el arqueólogo Brian Harmon, del servicio de parques, al diario Deseret News. «Nunca he visto nada como esto en mi carrera».

Las monedas "son muy delgadas", dijo Lisa Riedel del Glen Canyon National Recreation Area. "Suponemos que uno es probablemente de plata y uno tal vez es de cobre".

Según Harmon, las monedas se encontraron en una zona turística que a veces ha estado sumergida a causa de la construcción de la presa de Glen Canyon en la década de 1960. 

El excursionista de Colorado, cuya identidad se mantiene confidencial, le dijo al servicio del parque que vio las monedas que yacían en el suelo rodeadas de basura moderna. El excursionista se las llevó a casa y fue entonces cuando valoró que podían ser importantes y lo comunicó. 

El joven explicó que no había empleado detector de metales ya que su uso es ilegal en áreas administradas por el Servicio de Parques Nacionales.

En el caso de que las monedas sean auténticas se abre un difícil interrogante: ¿Cómo llegaron a Utah?

La primera expedición española documentada a Utah fue dirigida por los sacerdotes Atanasio Domínguez y Silvestre Vélez de Escalante en 1776, pero éstos nunca se llegaron –ni de lejos- al lugar donde se encontraron las monedas, cerca del conocido como «Halls Crossing Marina» en el Lago Powell.

Una posibilidad es que fueran arrojadas por un coleccionista moderno por lo que es primordial encontrar otros artefactos en el mismo enclave. Otra posibilidad es que se trate de un fraude. 

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario