Se encuentra usted aquí

¿Qué ocurrió en Mohenjo Daro?

Martes 30 de Abril, 2019
Especialistas de un congreso científico hablan que Mohenjo Daro (Pakistán) fue objeto de una explosión atómica hace ¡4000 años! Algunos ponentes les acusaron de pseudocientíficos.
Josep Guijarro

El descubrimiento de la antigua ciudad de Mohenjo Daro (Pakistán) en los años 20 del siglo pasado, puso de relieve la existencia hace más de 4.000 años de una portentosa civilización en el valle del Indo con un nivel excepcional de planificación urbanística y comodidades. Pero tanto su aparición como su desaparición siguen envueltas en misterio.

Los habitantes del Valle del Indo fueron hábiles planificadores urbanos y tenían un excelente control del agua. Su antigua civilización construyó magníficas ciudades con edificios majestuosos, baños y canales que discurren por de más de mil kilómetros a lo largo del río Indo. Uno de los principales centros de esta misteriosa cultura fue la ciudad de Mohenjo Daro donde vivieron en la Edad del bronce hasta 30.000 personas. Sus ruinas forman ahora parte del patrimonio cultural mundial de la Unesco pese a que la inestabilidad política de Pakistán y los ataques terroristas islamistas pongan -a menudo- en jaque su supervivencia.

La ciudad, de calles anchas y pavimentadas, carece de ostentosos palacios, templos o monumentos. Todo es espectacularmente modesto. No hay referencias a reyes ni reinas aunque los sellos y los pesos rescatados por los arqueólogos sugieren un sistema de comercio controlado al milímetro. En la ciudad, totalmente amurallada, todos los edificios siguen un patrón uniforme; casas de una o dos plantas construidas con ladrillos de adobe, sin adornos ni ventanas.

Las excavaciones desarrolladas durante el siglo pasado pusieron al descubierto las diferencias del desarrollo técnico y artístico entre la ciudad baja y la alta. Como si se hubiera producido una involución. Y es que, si ya resulta extraña la aparición de esta civilización, su desaparición –atribuida inicialmente- a la presencia de pueblos invasores de origen indoeuropeo, sigue siendo un misterio que ha dado lugar a múltiples e imaginativas conjeturas.

Estudiando las antiguas escrituras hindúes, David Davenport concluyó que «Mohenjo Daro fue destruida instantáneamente, 2000 años antes de Cristo, por una explosión que sólo pudo haber sido causada por una bomba atómica.»

Tras una docena de años de investigación, Davenport publicó en Italia sus sorprendentes resultados en un libro titulado Destrucción Atómica en el 2000 B.C.. En el explica que «los objetos encontrados parecían estar fusionados, cristalizados por un calor tan alto como 1500°C, seguido por un enfriamiento repentino. Dentro de la propia ciudad parecía haber un "epicentro" de unos 50 metros de ancho dentro del cual todo estaba cristalizado o fundido. A sesenta metros del centro, los ladrillos se derretían de un lado indicando una explosión.»

Escritos alrededor del I milenio antes de Cristo, «los antiguos textos épicos del Mahabaharata hindú contienen una gran cantidad de episodios de terribles confrontaciones entre dos clanes, los Pandavas y los Kauravas, en los que no faltan referencias a armas aéreas y otros tipos de armamento destructivo de increíble potencia» -relata el arqueólogo Xavier Bartlett. Aunque personalmente duda de que los antiguos mitos puedan relacionarse con la realidad, constata como la teoría de las guerras atómicas en el pasado han encontrado su eco en una serie de investigadores alternativos como Erich von Däniken, Zecharia Sitchin y en tiempos recientes Alan Alford o Brad Steiger entre otros.

Su conclusión –que es compartida por la ortodoxia oficial- es que los habitantes de Mohenjo Daro «fueron víctimas de una tragedia natural, posiblemente de una enfermedad fatal y no de ninguna agresión extraterrestre» –declara Bartlett en su libro La Historia Imperfecta.

Pero, en 2002 fueron hallados en Mohenjo Daro 40 esqueletos dentro de capas de escombros o cenizas, acostados en calles y en posiciones contorsionadas que sugerían una muerte agónica y violenta. ¿Fueron los vimana, esos misteriosos ingenios que algunos heterodoxos vinculan a los vmanas?

Sir Mortimer Wheeler, que excavó en Mohenjo Daro en 1950, creyó que eran víctimas de una sola masacre y sugirió que la civilización del Indo era víctima de una invasión armada por indo-arios, nómadas recién llegados del noroeste, que se habrían establecido en la India durante el segundo milenio antes de Cristo. Sin embargo, los cuerpos no tenían armas ni nada que hiciera pensar que se tratara de defensores.

Las tesis heterodoxas volvieron recientemente a la primera plana de la actualidad durante un congreso científico organizado por la universidad de Mumbai, en la India. El piloto Anand Bodas y la profesora universitaria Ameya Jadhav expusieron que los hindúes diseñaron aviaciones miles de años antes que los hermanos Wright, de acuerdo a los escritos del sabio Maharshi Bharadwaja, hace siete milenios. Para estos dos ponentes, Bharadwaja describía aeronaves que viajan entre países, continentes y planetas en un total de 97 manuscritos.

Muchos científicos firmaron una petición que cancelara la participación de los «ponentes pseudocientíficos» y el vicerrector de la universidad de Mumbai, Rajan Welukar, manifestó a la prensa que no había porqué creer en lo que dicen las Vedas, aunque merezca la pena estudiarlas.  Tal vez pudieran aportar luz al misterio los múltiples escritos de esta misteriosa cultura del Indo pero, por desgracia, su escritura sigue hoy indescifrada. La polémica, pues, continúa.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario