Se encuentra usted aquí

Carlos V. Emperador y hombre

Juan Antonio Vilar Sánchez
Como cada año el Premio Algaba, de la mano de la editorial Edaf y de Ámbito Cultural El Corte Inglés, posa su prestigio y rigor histórico sobre las mesas de novedades en las librerías. Si el mes pasado reseñábamos Ignacio y la compañía, de María y Laura Lara, este número hacemos lo propio con Carlos V. Emperador y hombre, de Juan Antonio Vilar Sánchez, junto a la anterior obra ganadora ex-aequo del XIII Premio Algaba. 
No se nos escapa a nadie que Carlos V es hoy uno de los personajes históricos más populares en España. A decir verdad, lo que se ha divulgado de él es una imagen edulcorada del emperador, una representación con ramalazos de ficción que, por otro lado, bienvenidos sean si consiguen que el gran público decida adentrarse en el conocimiento profundo del personaje; también de su tiempo y lo que sus actos significaron para la evolución de nuestro país. Esa difusión, por si algún despistado lo ignora, se debe al éxito de una serie televisiva que se ha emitido en una cadena nacional durante los últimos meses. 
¿Y qué mejor forma de contextualizar y ahondar en el personaje que con un ensayo como el que aquí les presentamos, Carlos V. Emperador y Hombre. Su autor, Juan Antonio Vilar, doctor en Historia por la Universidad de Nimega (Países Bajos), ha cargado de matices una figura y una época que no se pueden entender si no es desde un punto de vista poliédrico. Porque Carlos y su biografía saltan de un idioma a otro, de una lucha a otra, de un paisaje y una cultura a otras.
Y en esa riqueza, y hasta confusión, biográfica, en todos esos cambios y movimientos vitales del hombre, es donde encontramos el principal hallazgo del libro de Vilar. Porque el autor mira con ojos interesados no solo a Carlos V como gobernante, como emperador, como el individuo más poderoso de su tiempo, sino, sobre todo, al Carlos V hombre.
Un hombre nacido en Gante que tuvo que luchar contra la incomprensión de buena parte un país cuando se convirtió en rey español sin saber hablar su idioma. Un hombre que, por otro lado, tuvo la oportunidad como pocos otros en su época de conocer en profundidad Europa y sus contradicciones. Un hombre que guarda en sí toda una época. Juan Antonio Vilar Sánchez ha sido capaz de contarla con talento y muy buena letra. Y por eso ha sido merecedor del XIII Premio Algaba./Javier Martín
 
Carlos V. Emperador y hombre
Juan Antonio Vilar Sánchez
EDAF. Madrid (2015).
407 págs. 28 euros.
Otros artículos de